Nº Reg. Sanitario: C-32-001094

El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad

El estreñimiento es un síntoma (lo que el paciente le refiere al médico), no una enfermedad (lo que el médico diagnostica). La palabra estreñimiento puede tener un significado diferente para cada persona.

Algunos pacientes ven el estreñimiento como la necesidad de realizar un esfuerzo para defecar. Para otros representa la eliminación de heces duras, la imposibilidad de defecar cuando se desea o la sensación incómoda que conlleva defecar de forma infrecuente. La frecuencia normal de las defecaciones es muy variable. Se considera normal un hábito defecatorio que oscila de tres deposiciones al día a una deposición cada tres días. Para la mayoría de la gente, el estreñimiento, en sí, no es perjudicial.

El estreñimiento es un síntoma frecuente en los países occidentales, afectando a uno de cada seis adultos. Afecta más a mujeres a partir de los 30 años.

¿Qué causa el estreñimiento?

Colon

En la gran mayoría de los casos es debido a un problema de la función intestinal aunque, de forma ocasional, puede haber alguna anormalidad en el colon o en el recto que lo motive. Las causas más frecuentes pueden relacionarse con la dieta (ingesta de fibra insuficiente), hábitos de vida (contener la necesidad de defecar, estrés, vida social, sedentarismo), cambios de rutina (viajes, embarazo), medicaciones (abuso de laxantes, efectos secundarios), deshidratación, colon irritable o problemas psicológicos.

En otras ocasiones hay un problema en la parte final del intestino (recto y ano). Puede relacionarse, en mujeres, con un rectocele (abombamiento del recto hacia la vagina, más evidente con el esfuerzo de la defecación) u otros problemas relacionados con el descenso de la pelvis y sus vísceras (matriz, recto, vejiga urinaria). Otras veces no hay una coordinación adecuada de los músculos para expulsar las heces o existe algún problema anal que ocasiona dolor (almorranas, fisura anal) y que dificulta la expulsión de heces.

El cáncer es una causa infrecuente de estreñimiento y es importante recordar que el estreñimiento, por sí mismo, no está asociado a un mayor riesgo de padecerlo.

¿Cuál es el tratamiento del estreñimiento?

Para poder tratar el estreñimiento deben estudiarse primero sus causas. La gran mayoría de los pacientes estreñidos se tratan con dieta: comidas ordenadas, ingesta de fibra, ingesta de líquidos... Cambios en el estilo de vida, el uso de laxantes, supositorios o enemas (bajo control médico) deben ser una ayuda. También es importante analizar las medicaciones habituales para retirar o sustituir las que puedan agravar el estreñimiento. Existen determinados ejercicios destinados a reforzar y rehabilitar los músculos de la defecación que pueden lograr una importante mejoría, pero solo en pacientes muy seleccionados.

La necesidad de cirugía en las personas con estreñimiento es muy rara. Algunas mujeres necesitan la reparación del rectocele o el prolapso (descolgamiento) del recto, que puede a veces requerir cirugía. También puede requerirse a veces la extirpación de todo o parte del colon, pero esto es extremadamente infrecuente y los resultados son muy variables.

Si durante el estudio del estreñimiento se detecta una lesión, pólipo o tumor puede que se requiera cirugía para tratarlo aunque en, muchos casos, esto puede no curar el estreñimiento.

Si siente que tiene problemas para defecar y no encuentra la causa, contacte con el Dr. Parajó, le ayudará a dar con el problema.

Contacte con el Dr. Alberto Parajó Calvo

Si desea más información sobre este tipo de dolencias o quiere pedir una cita previa contacte con nosotros. Le haremos un estudio completo para encontrar la mejor solución.

Imágenes de casos reales

Ver imágenes