Nº Reg. Sanitario: C-32-001094

Síntomas y tratamientos para la fisura anal

La fisura anal es una úlcera lineal que se produce en el interior del conducto anal, afectando al anodermo hasta el margen anal y que provoca dolor. Su diagnóstico es sencillo y se basa en la historia clínica. Es un trastorno relativamente frecuente y puede afectar a las mujeres en el tercer trimestre del embarazo o en el puerperio. El Dr. Parajó está especializado en el tratamiento de este tipo de dolencias.

Tipos de fisura

La mayoría de las fisuras son primarias o idiopáticas y ocurren en pacientes sanos. Se considera que es una herida producida por una mala cicatrización relacionada con déficit de vascularización local provocado por la intensa hipertonía anal.

Las fisuras secundarias son mucho menos frecuentes y se asocian a otras enfermedades digestivas o infecciosas como el Crohn o la tuberculosis. Las fisuras también pueden clasificarse en agudas y crónicas según el tiempo de evolución y sus características.

Fisura anal

Síntomas

La fisura anal aguda corresponde al episodio inicial del proceso, manifestándose por un intenso dolor anal y sangrado. Este episodio agudo revierte normalmente espontáneamente o con medidas higiénico-dietéticas produciéndose la cicatrización de la misma en 4-6 semanas.

Sin embargo, en ocasiones el dolor y el sangrado disminuyen progresivamente sin desaparecer totalmente, presentando episodios recurrentes de reagudización y persistiendo la lesión con características crónicas. Estos síntomas alteran significativamente la calidad de vida.

Tratamiento de la fisura anal

La finalidad del tratamiento consiste en reducir la hipertonía anal, es decir disminuir la presión en el conducto anal, y mejorar la vascularización local y, por tanto, permitir la cicatrización y curación de la fisura.

Es fundamental el tratamiento del estreñimiento y suelen emplearse medidas conservadoras como baños de asiento, antiinflamatorios y tratamientos tópicos. Las más empleadas son pomadas que tienen una acción relajante sobre el esfínter anal interno. El tratamiento quirúrgico se reserva para casos de intenso dolor refractario y para los fracasos del tratamiento conservador.

La esfinterotomía lateral interna (sección de una pequeña parte del esfínter anal interno) se muestra como la técnica quirúrgica más eficaz. Se suele realizar sin necesidad de ingreso hospitalario, bajo anestesia local y sedación o anestesia regional. Permite la curación en la gran mayoría de los casos. Aunque conlleva un riesgo de incontinencia anal, si se realiza correctamente y con una selección adecuada de los pacientes tiene pocas complicaciones.

Contacte con el Dr. Alberto Parajó Calvo

Si desea más información sobre este tipo de dolencias o quiere pedir una cita previa contacte con nosotros. Le haremos un estudio completo para encontrar la mejor solución.

Imágenes de casos reales

Ver imágenes