Nº Reg. Sanitario: C-32-001094

Categorías

¿Qué es una fístula anal? Síntomas y tratamientos

· Fístula anal

La fístula anal aparece cuando se forma una conexión anormal entre un orificio externo (la piel del amo) y uno interno (dentro del ano). Normalmente suelen ser consecuencia de un absceso anal (infección localizada alrededor del ano o del recto que contiene pus en el interior) evolucionado.

La fístula anal es una enfermedad relativamente común, sobre todo en adultos. El paciente tipo es varón de más de 40 años. Este tipo de problemas y dolencias sólo pueden ser tratados por médicos especialistas como el Dr. Alberto Parajó.

Son muchas las causas de los abscesos y las fístulas anales, la más frecuente es la infección en una de las glándulas que se encuentran alrededor del canal anal. Estas glándulas se obstruyen e inflaman las bacterias lo que provoca que proliferen, lo que da lugar al pus. Una vez renado el absceso a través de la piel (este drenaje puede ser espontáneo o quirúrgico) puede aparecer la fístula.

Otras causas de fístulas y abscesos son problemas médicos que, como parte del desarrollo de la enfermedad, los forman. Entre ellas podemos destacar problemas inflamatorias intestinales como la enfermedad de Cronh o la colitis ulcerosa, el cáncer de recto o infecciones de divertículos en el colon.

Síntomas de las fístulas anales

Los síntomas más frecuentes de las fístulas anales son el dolor en la zona del ano y la presencia de pus o el drenaje de alguna otra secreción de mal olor.

El dolor puede ser de intensidad muy variada. Normalmente se siente un dolor más intenso cuando el paciente defeca, se sienta o realiza algún esfuerzo como puede ser estornudar o toser.

Dependiendo del tipo de fístula el dolor también puede variar:

  • Fístulas interesfintéricas: se encuentran atravesando el esfínter interno.
  • Fístulas transesfintéricas: aquellas que atraviesan tanto el esfínter interno como el externo.
  • Fístulas supraesfintéricas: atraviesan por encima el esfínter externo.
  • Fístulas extraesfintéticas: no atraviesan si no que la fístula se encuentra por fuera del esfínter.

Tratamientos para curar una fístula anal

El tratamiento de la fístula anal es un problema complejo. Lo más usual es que estas dolencias tengan que corregirse con un tratamiento quirúrgico.

Este tipo de cirugías las tiene que hacer un especialista como el Dr. Alberto Parajó ya que se necesita una formación específica. Esta cirugía busca corregir la fístula procurando no afectar la continencia anal.

Si la fístula atraviesa poco esfínter y no hay riesgo aparente de que se produzca una incontinencia fecal lo más normal es que se realice una fistulotomía, que es una sección de la fístula y puesta a plano en una sola intervención.

En caso contrario el cirujano tendrá que utilizar un seton (hilo que se coloca a través del trayecto fistuloso), un colgajo de avance endorrectal (se cubre el orificio fistuloso interno con pared rectal=, inyección de sellantes biológicos a través del orificio fistuloso externo... entre otros.

Si padece alguno de estos síntomas no demore la visita al especialista, pida una cita al Dr. Alberto Parajó y resuelva la dolencia en manos de profesionales.

Contacte con el Dr. Alberto Parajó Calvo

Si desea más información sobre este tipo de dolencias o quiere pedir una cita previa contacte con nosotros. Le haremos un estudio completo para encontrar la mejor solución.